EL VIENTO DE UMANAK
El viento de Umanak
El viento que no viene de ningún sitio ni va a ningún lugar, el viento que en ocasiones sopla sobre las cabezas de algunas personas, y les deja la chispa, la genialidad, o la locura genial que les lleva a desafiar los límites establecidos, visibles o invisibles y adentrarse en lo increíble, en lo sublime. El viento, el viento de Umanak, que debería un día rugir sobre todos nosotros, y permitirnos poseer la chispa, la genial locura de vivir con dignidad.
martes, abril 26, 2005
De los riesgos del fumar
.

Amaneció aquel aciago día como sólo despiertan las más grandes de las jornadas.

El humo de las hogueras donde los agricultores quemaban los rastrojos, se ensortijaba en el viento y creaba unas figuras imposibles en el cielo que ya apuntaba una claridad y un azul intenso.
Un cierto olor a ozono impregnada todo y se elevaba sobre la sinfonía que interpretaban el color de los fuegos y la coreografía de los humos, densos, níveos, de las ramas verdes, húmedas.
Ese era mi deleite cuando me dirigía al trabajo, mientras, por la radio del coche, Otis Redding esparcía los efluvios que aspiraba en el muelle de la bahía.

Y nada hacía presagiar los terribles momentos que me tocarían vivir.

Era uno de mis primeros trabajos, y tenía un jefe severo, duro. Respetaba a todo el mundo, y si alguien hacía una hora extra ( o esdrújula, que decía él), se la pagaba escrupulosamente. Pero si se le intentaba engañar o tomar el pelo, se armaba la de Dios es Cristo.
Conmigo siempre se portó bien. Estábamos gran parte de la jornada laboral a metro y medio de distancia, yo en mi mesa, y él a un lado, en su sillón, desde donde, con el teléfono, gestionaba sus negocios y ganaba allí sentado, más dinero en una semana que yo en un año.

Me dejaba su potente todo terreno para ir a Correos, y yo, claro, elegía el trayecto más largo, que incluía todos los caminos de montaña que rodeaban al pueblo y todos los baches y rasantes de los que procuraba, que no se me escapase ninguno.
Era, como digo, muy, muy duro, pero respetaba a quien trabajaba y a quién le daba buenas ideas, y nos compensaba por ello. Y los que estudiábamos, nos daba bastantes facilidades, eso si, todo tenía que estar justificado.

Era también un hombre llano, tanto es así, que me hizo bajar un día al mercadillo de los viernes, a comprarle un BOTIJO!!!, que guardaba detrás de la puerta y de donde saciaba su sed.
Allí sentado en su mullido sillón, el Jefe, con sus negocios, tenía algunos momentos de relajación y a veces me enseñaba algunas cosas del proceloso mundo empresarial, de las cuales yo me empapaba con ansia, aunque siempre guardando las formas y las distancias.

Tenía un hijo más pequeño que yo, y la verdad es que le tenía simpatía, pero no la simpatía que se les suele tener a los hijos de los jefes, esta era sincera, el chiquillo me preguntaba cosas de informática y de juegos, ya a veces nos echábamos una partidilla.

Lo que si me mataba era cuando el jefe aclaraba su siempre congestionada garganta de fumador recalcitrante. Como decía el Sevilla en su libro-ninja, parecía que estuviese arrancando un vespino.

Era un negocio el suyo, en el que se podía ganar dinero, pero había que estar siempre alerta, porque se utilizaban muchos y caros recursos, humanos y tecnológicos, y un pequeño error se pagaba muy caro.

Como le ocurrió bastante después, cuando yo ya no estaba porque me decidí tomarme un respiro para acabar los estudios, y a veces, por la calle, cuando nos vemos, con la cordialidad del respetos que nos profesábamos, le digo en broma que sin mí aquello no funcionó.
Fue cosa de intermediarios, de cambios de condiciones de cobro de hoy para mañana.
Las grandes superficies no perdonan.

Y él se ríe, cuando le digo eso, desde su amargura, ya que es de esos empresarios a los cuales se les cae la cara de vergüenza haber tenido que cerrar y deber dinero a alguien, y eso le costó dos amagos de infarto, y me consta, que aun hoy, cuando reúne algo de dinero, va cubriendo las deudas que dejó y ya casi lo tiene todo saldado.

Eso es la grandeza, la verdad.

Entonces me invita a un café y hablamos de caza y de tiro al plato y de portaaviones, temas que le apasionaban.


La cosa, es que una vez, se vino con medio cartón de Ducados, y lo dejó encima del armario. Y al parecer se olvidó de que estaba allí. Y al pasar los días, primero ante una emergencia, yo me fumaba un cigarrillo, y poco a poco, desapareció el medio cartón.

Y pasaron tres meses o un poquito más

Y yo que acababa de llegar ese día, vi que la puerta de la oficina estaba abierta y lo oí como venía gritando por el pasillo, y pensaba que pobre al que iba destinado ese chaparrón porque eran terribles sus explosiones de furia incontenida.

¿Cómo iba a saber yo, que me iba a tocar recibir ese reparto de estopa?

Y claro, me pilló desprevenido y con la guardia bajada.

Entró al despacho, con los ojos inyectados en sangre, su cara deformada por la ira, hecho un basilisco, sus fieros y coléricos ojos lanzando venablos en todas direcciones. Y entonces me miró, con su mirada entornada, durante breves momentos, en los que me la camisa no me tocaba la piel y en los que me vino a la cabeza aquel razonamiento de Hamlet: “ Y en tus oraciones, Ofelia, acuérdate de mi” y sentí, como predispone la literatura, que toda mi vida pasaba ante mis ojos.

Y exclamó con una voz ronca, potente, salida del averno, cuyo profundo pozo tendía una ramificación que discurría tormentosamente por su garganta:

¡¡¡¿QUIÉN SE HA FUMADO MI TABACO?!!!!

Tal fue el desgarrado grito que mi cerebro se embotó durante otros terribles momentos, y aunque quería pensar con rapidez, imagino que los mecanismos de defensa que nuestros ancestros nos dejaren en los genes prevalecieron, y el estrés brutal en que se han convertido aquellos resortes defensivos, se apoderó de mi.
Mi boca parecía esparto de puro seca, mis ojos, ya por libre, querían escaparse de sus órbitas, el corazón latía descompasadamente y mi sien recogía aquel brutal bombeo. Todos los músculos de mi cuerpo se tensaron prestos a la huida, y un sudor frío empapaba mi cuello y mi frente. Mis cuerdas vocales totalmente colapsadas.

Hasta que pude pronunciar, en un hilillo de voz:

-Me lo he fumado yo-

Y sus ojos acentuaron aún más su fiereza, si cabe, y sin dejar de posarse en mi, pronunció una frase que no logré desentrañar dado que me encontraba en un estado cercano al aislamiento sensorial.

Y lo pronunció esto lentamente, con una voz ya normal. Y su mirada empezó a relajarse, primero lentamente, y después un poco más rápido. Su rictus horrible dejó paso a un semblante más humano, y el color rojo que teñía su piel empezó a desaparecer.

Y dicho esto, dio media vuelta y se fue por donde había llegado la tormenta.

Me invadió un ligero temblor, mientras sentía que mi cuerpo volvía a la normalidad y notaba como una gota de sudor frío se deslizaba por mi espalda como pasando revista a mis terminaciones nerviosas, como queriendo comprobar que estaban en su sitio y en perfecto funcionamiento.

Y entonces desde mi mente empezaron a brotar sus palabras:


- Si te lo has fumado tú, entonces bien fumado-




.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 9:18 a. m.   17 vuelos sobre el nido del cuco
viernes, abril 22, 2005
Sin ti no soy nada, Galadriel

Image Hosted by ImageShack.us

.
Pues eso GALADRIEL, que sin ti no soy nada.

Que ya lo sabes.

Y que te lo volvería a decir una y mil veces.
Mi voz ronca de gritarlo
a los cuatro vientos.
a los cinco continentes
a los siete mares.



.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:06 a. m.   9 vuelos sobre el nido del cuco
martes, abril 19, 2005
Ley de la Gracia Súbita
.

Va y resulta, que uno, tiene una habilidad para, lo que se dice, cagarla, más allá de lo deseable. O sea, lo deseable no es cagarla, la habilidad para hacerlo es lo que no deseo.

Y es que, uno es de las personas que se calla, y piensa que mientras no me peguen, todo va bien.
Que viene a ser lo mismo que reirse de absolutamente casi todo ( interiormente, claro está) sin que me afecten muchas cosas que a otro podrían, digamos, tocarle las narices.

Y coge uno un día, y con toda la elegancia del mundo, desplanta al saboteador de turno con una antítesis a su gracia, que haría temblar de envidia al buen Quevedo.

Y entonces crees que siempre va a ser así y estableces la Ley de la Gracia Súbita.
Te das cuenta, al poco, que esta Ley tiene lo mismo de científico que un cojón de pato.

Y una persona que suele callarse mil cosas, como yo, ( más que nada porque no le afectan, o se las pasa por ahí mismo), el día que habla, fabrica un bruño de a metro de alto, y piensa " Cagado la hemos, Kaloni" (piii, piiiii, piiiii, Inmersión, Inmersión).

Y me da en la nariz, que actualmente la estamos haciendo de a metro y mitad, más de la cuenta.

Y empiezas a darte cuenta, que el que no calla nunca, el que jamás se calla nada, no mete la pata, porque el mundo está habituado a estos personajes.

Y piensa que sería mejor establecer otro Principio de la Dualidad ( no el de la dualidad onda-corpúsculo) que propugnara: o bien no callarse nunca, con el consiguient gasto energético en saliva que conllevaría, o bien, callarse siempre, con el consiguiente cabreo o irritación que produce al gestador de fechorías.

Me hago un propósito de enmienda ( e-n-m-i-e-n-d-a), de poner cara de poker, que cada cual piense lo que quiera sobre lo que estoy pensando, ahora que llega el buen tiempo, no se nos vaya a complicar la vida.


¿Será la Primavera que la sangre altera?

O ¿Será que uno es tontol'culo, con ganas?



.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 2:41 p. m.   7 vuelos sobre el nido del cuco
viernes, abril 15, 2005
Vaya mundo
.



Anda el mundo rebotado.

Y como se decía; la realidad es una alucinación producida por la falta de alcohol.

Así que,

por ello,

MENOS TANQUES DE GUERRA Y MÁS TANQUES DE CERVEZA!!!!!!!!!!!!





PD. Observese, ante la lectura de semejante post, ab supra, que ando un poco rebotao, también.
PD.2. La Voll-Damm, el mejor brebaje de toda la provincia de europa y del mundo entero mundial.


.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 11:22 a. m.   8 vuelos sobre el nido del cuco
sábado, abril 09, 2005
Una lección de vida
.

Aquí propongo eso, una lección de vida, para quien quiera aprender.
Yo, el primero, en querer aprender.
_________________________________________



Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer a un alma, y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañía no siempre significa seguridad.

Comenzarás a aprender que los besos no son contratos, ni regalos, ni promesas... comenzarás a aceptar tus derrotas con la cabeza erguida y la mirada al frente, con la gracia de un niño y no con la tristeza de un adulto y aprenderás a construir hoy todos tus caminos, porque el terreno de mañana es incierto para los proyectos y el futuro tiene la costumbre de caer en el vacío.

Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado... aceptarás incluso que las personas buenas podrían herirte alguna vez y necesitarás perdonarlas... aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma... descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida.

Aprenderás que las nuevas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias, y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida, y que los buenos amigos son la familia que nos permitimos elegir.

Aprenderás que no tenemos que cambiar de amigos, si estamos dispuestos a aceptar que los amigos cambian.Te darás cuenta que puedes pasar buenos momentos con tu mejor amigo haciendo cualquier cosa o simplemente nada, solo por el placer de disfrutar su compañía. Descubrirás que muchas veces tomas a la ligera a las personas que mas te importan y por eso siempre debemos decir a esas personas que las amamos, porque nunca estaremos seguros de cuando será la ultima vez que las veamos.

Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencia sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.
Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.
Descubrirás que se lleva mucho tiempo para llegar a ser la persona que quieres ser, y que el tiempo es corto.
Aprenderás que no importa a donde llegaste, sino a donde te diriges y si no lo sabes cualquier lugar sirve...

Aprenderás que si no controlas tus actos ellos te controlarán y que ser flexible no significa ser débil o no tener personalidad, porque no importa cuán delicada y frágil sea una situación: siempre existen dos lados.

Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias... aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica. Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte. Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

Aprenderás que hay mucho mas de tus padres en ti de lo que supones.

Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterías, porque pocas cosas son tan humillantes y sería una tragedia si lo creyese porque le estarás quitando la esperanza.

Aprenderás que cuando sientes rabia, tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel.

Descubrirás que solo porque alguien no te ama de la forma que quieres, no significa que no te ame con todo lo que puede, porque hay personas que nos aman, pero no saben como demostrarlo. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Aprenderás que no importa en cuantos pedazos tu corazón se partió, el mundo no se detiene para que lo arregles.

Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás, por lo tanto, debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

Entonces y solo entonces sabrás realmente lo que puedes soportar; que eres fuerte y que podrás ir mucho mas lejos de lo que pensabas cuando creías que no se podía mas.

Es que realmente la vida vale cuando tienes el valor de enfrentarla

William Shakespeare


.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 3:02 p. m.   8 vuelos sobre el nido del cuco
jueves, abril 07, 2005
Hoy va por ti, Graf von Dracula
Hoy va por ti compañero.

Graf von, es de esas personas que vas conociendo por esos mundos, e intuyes que es un gran persona. Y así, de repente, escuchando esta canción, intuyes también, que es una persona visceral como, como la del poema y como estoy seguro que le gustará, le rindo un pequeño homenaje a Graf, para que los vientos le lleven siempre a buen puerto.

La canción es un poema de un barcelonés también; Joan Salvat-Papasseit, musicado y adaptado por el gran G. Sopeña y cantado por el no menos grande Loquillo.

Y adjunto traducción.



ARA NO ES FA, PRO JO ENCARA HO FARIA...


ARA NO ES FA, PRO JO
ENCARA HO FARIA:
UNA GALERA ARMARIADA DE NITS
O UN GALIÓ
AMB LES VELES MÉS FINES
I AMB CENT PIRATES COM LA MEVA SORT.
NO PREGUNTEU QUINES MARS FENDIRÍEM
- FOREN AQUELLES ON CALGUÉS VALOR.

ARA NO ES FA, PRO JO ENCARA HO FARIA:
ELLS FOREN LLADRES DE L´ARGENT I L´OR
I FOREN LLADRES SI PERLES HI HAVIEN
- JO ROBARIA NOMÉS PER AMOR.
FOS AMB ENGANY
SI DE GRAT NO VENIEN.
JO ROBARIA LES NOIES DELS PORTS.

I ENCAR SÓC CERT DE TROBAR UNA ILLA
ON LES PENYORES POGUÉS AMAGAR
I FER PAGAR LES MÉS BELLES ESTRENES
DE LES DONZELLES SOTA EL MEU CAPÇAL.
AL PLER DEL VENT, DESPLEGADES LES VELES,
VOLDRIA ÉSSER EL MÉS BRAU CAPITÀ.

ARA NO ES FA, PRO JO ENCARA HO FARIA:
- SI D´UN AMOR SOFRÍS EL DESENGANY -
LLIGAR L´ATZAR DE LA MAR A MA VIDA
I ANAR TAN LLUNY QUE NO POGUÉS TORNAR.
OH, SI EL VAIXELL DUIA EL NOM DE L´AMIGA
- DE TANT D´ENYOR LLANGUIRIA LA MAR.





AHORA NO SE HACE, PERO YO AÚN LO HARÍA...


AHORA NO SE HACE, PERO YO AÚN LO HARÍA:
ARMARÍA UNA GALERA DE NOCHES
O UN GALEÓN
CON LAS VELAS MÁS FINAS
Y CIEN PIRATAS DE MI MISMA SUERTE.
NO ME PREGUNTÉIS QUÉ MARES HENDIRÍAMOS
- SERÍAN AQUELLOS QUE EXIGIERAN VALOR.

AHORA NO SE HACE, PERO YO AÚN NO HARÍA:
ELLOS SERÍAN LADRONES DE PLATA Y DE ORO
Y LADRONES SERÍAN SI PERLAS HUBIERA
- YO ROBARÍA TAN SÓLO POR AMOR,
CON ENGAÑO,
SI DE GRADO NO VINIERAN,
LAS MOZAS DE LOS PUERTOS ROBARÍA YO.

Y ADEMÁS NO DUDO ENCONTRAR UNA ISLA
DONDE MIS PRENDAS PUDIESE OCULTAR,
Y EXIGIR LOS MÁS BELLOS RESCATES
POR LAS DONCELLAS, BAJO MI DOSEL.
A MERCED DEL VIENTO, DESPLEGADAS LAS VELAS
QUISIERA SER EL MÁS BRAVO CAPITÁN.

AHORA NO SE HACE, PERO YO AÚN NO HARÍA:
- SI DE UN AMOR SUFRIESE EL DESENGAÑO - :
UNIR LA AVENTURA DEL MAR A MI VIDA
E IR TAN LEJOS QUE ME FUERA IMPOSIBLE TORNAR.
¡OH, SI LA NAVE LLEVASE EL NOMBRE DE LA AMIGA!
- DE TANTA AÑORANZA LANGUIDECERÍA EL MAR.


.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 2:12 p. m.   5 vuelos sobre el nido del cuco
martes, abril 05, 2005
El jabato, mi amigo (II)
.

La cosa es que me gusta charlar con el Jabato, y a veces, si se le acumula la faena, me pongo detrás de la barra a echar una mano, para tenerlo libre un rato y discutir con él.
A Claudia, su mujer, le encanta que debata con su marido, a veces me lo ha dicho. Dice también que se relaja mucho el día en que nos enzarzamos en nuestros debates. Y la ves entrar a veces, acalorada por las prisas en llegar después de haber ido al mercado a comprar y de adecentar un poco la casa y relevar a su marido y enviarlo a echarse una pequeña siesta ya que lleva desde las 5 de la mañana en pie. Y hay días en que el pobre está tan cansado que no tiene ánimo de irse a casa, aunque viven cerquita, y se echa tras las cajas allí en la trastienda. Y entonces Claudia, que es una mujer como la copa de un pino, igual o más trabajadora, honrada y limpia que su Jabato, y que ama a su marido sobre todas las cosas, y como el juramento aquel de, en lo bueno y en lo malo, me mira con esos ojazos que tiene, de mirada limpia y clara que aun conserva a pesar de que ya no es una jovencita, con su franca sonrisa, y me dice lo que me dice siempre su marido, que esa es mi casa, que venga siempre que pueda, que a su marido le gusta charlar conmigo, y que se siente bien ya que sabe que el acaloramiento que a veces cogemos en plena discusión es fingido, y que si le digo que el café es el mejor del mundo pero que el vino que compra me toca los bemoles, se lo digo con la confianza de los años y sin acritud.
Y eso hago, si acabo pronto de comer, me acerco a por un cafelito antes de recoger a Arwen y Frodo, o a veces, por la noche, cuando bajo la basura, me acerco un instante por si no han cerrado y confeccionamos nuestro alternativo punto de vista de las noticias que ha dado el telediario.
Claudia y Jabato, son de las mejores personas que conozco, no han tenido muchos estudios ni lo han tenido fácil, pero arrostran la vida con una educación, entereza y tesón que los hacen dignos del mejor elogio.

Son buena gente, muy buena.
Y honrada.
De los que ya no quedan.

.

Etiquetas:

Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 11:55 a. m.   1 vuelos sobre el nido del cuco
 
Eslora

Name: Kaloni
Home: Valencia, Spain
About Me:
See my complete profile
Se dijo
Se dijo
Shoutbox

Qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.

Buena Gente
Modelismo Naval
Guitarra
Saxo
Contabilidad
Comic
Bravo por la Música

Powered by

Blogger Templates

BLOGGER

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.