EL VIENTO DE UMANAK
El viento de Umanak
El viento que no viene de ningún sitio ni va a ningún lugar, el viento que en ocasiones sopla sobre las cabezas de algunas personas, y les deja la chispa, la genialidad, o la locura genial que les lleva a desafiar los límites establecidos, visibles o invisibles y adentrarse en lo increíble, en lo sublime. El viento, el viento de Umanak, que debería un día rugir sobre todos nosotros, y permitirnos poseer la chispa, la genial locura de vivir con dignidad.
jueves, agosto 31, 2006
Las cosas del fumar (II)




Ñoras, ñores:

El menda lerenda, lleva un añito sin fumar.

Agradezco todas las muestras de cariño y apoyo recibidos.
Ruego se abstengan de tocar las pelotas las ligas anti-ex-fumadores.

Toy contento, y no sé como celebrarlo, tengo dos opciones principales:

A.- Fumarme un marlborito.
B.- Regalarme un pastel de nata.

Se aceptan sugerencias.


Salu2.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 10:51 a. m.   23 vuelos sobre el nido del cuco
miércoles, agosto 30, 2006
Capitan Alatriste (II)


Por fin.
Se estrena por fin.

Comentaba el magnífico Takeshi, en uno de sus vitales posts, algo sobre el último cuadro en Rocroi.

Bien, allí, junto a la bandera, en el último cuadro de Rocroi murió Diego Alatriste, murió la leyenda de imbatibilidad de nuestros tercios y todos morimos un poco.

Es cierto que después hicimos algunas machadas, pero ya nunca fué lo mismo, lo que pudo ser, lo que pudimos ser.

Después, como digo, hicimos algunas machadas; las defensas de Cartagena de India y el Morro en La Habana, el Callao, la gesta de los del Alcantara...

Pero aquello que dejamos perder, dejamos morir, esa espiral descendiente siempre. Ya no fue lo mismo.

Aquello por lo que lucharon y murieron aquellos magníficos hombres y mujeres, la bandera junto a la cual cayeron, parece que ahora carece de sentido, en esta, nuestra España.

Nos queda la película.

Buena o menos buena.

Pero es de Alatriste.

De todos los Alatristes que perdieron con honor.



Pero reventados sus pulmones de gritar su coraje.

.
.
.
.
.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:41 a. m.   2 vuelos sobre el nido del cuco
lunes, agosto 07, 2006
El regreso de Patinkin
.
.
.



Pues si, el tiempo no pasa en balde.

Resulta que Mandy Patinkin, en su papel de Iñigo de Montoya, en la magífica La Princesa Prometida, es uno de mis espadachines preferidos, (aunque reconozco una pasión secular por Stewart Granger en Scaramouche, 1952, esgrima fina y un duelo con Mel Ferrer que deja sin aliento) arquetipo de los llamados "frontera", duros, obsesivos, leales, derrotados, hombres que serán borrachos o vencidos, pero sin perder la dignidad, papeles que tan bien encarnaron James Dean en Rio Bravo o Robert Mitchum en El Dorado.

Y reaparece Mandy con vigor, en una serie, Mentes Criminales, muy buena, recomendable.

Como digo, no pasa el tiempo en balde, o como el chiste aquel, había una señora por la cual no pasaban los años; se quedaban.

Tempus fugir, carpe diem, cualquier latinajo de esos, como queráis.

Aunque no es el caso, me gusta que estos actores reaparezcan y triunfen, digo que no es el caso ya que Mandy se dedica, principalmente, a la música, y lo hace bien, allá en su tierra, y también alterna en Broadway siendo su trabajo nominado en ocasiones para los premios del sector.

Pues eso, que me encanta volverlo a ver, ea! a Patinkin, a ïñigo Montoya, Qué más da!?

Un brindis pués, bienvenido.
Y otra vez, que no sea así.





No tardes tanto.
.
.
.
.
.
.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:30 a. m.   9 vuelos sobre el nido del cuco
viernes, agosto 04, 2006
La deportividad, los medios y el mamoneo.
.
.
.
.
.

Pues va y resulta que, leyendo un post de Pryrios, ( xd hay que leer a este hombre; cuántos proyectos, cuántas cosas para hacer, cuántos planes, cuánta vida...) me viene nuevamente a la cabeza una vieja reflexión que me rula la mar de años.

Por suerte ( o últimamente para mi inquietud, precisamente por la reflexión esta que voy a largar), por suerte, digo, vivo actualmente en un pueblo donde la gente aún baja a la calle con sus sillas a reunirse con sus vecinos, para cenar con ellos en la calle, para cotillear o simplemente para estar unos con otros soportando así, todos juntos en la calle, mejor los rigores del estío.

Así que a veces me dejo caer con los pequeños guerreros, a lo de mi viejo y estamos allí de tertulieta con todas las vecinas de la Hermandad del Marujeo Vil ( HMV).
O a lo del Jabato que por estas fechas cierra un poco más tarde y ya ha sacado algunas mesas a la calle, y allí le damos a la sin hueso con los parroquianos más recalcitrantes ( vamos, los que no se van jamás, como si tuvieran loctite pegado al culo de silla, como el Norm aquel, de Cheers).

Y cómo no, la bendición, el santo legado de los pueblos: los críos jugando en la calle.

Y aquí, se pueden permitir estar todo el día jugando al futbol en mitad de la calle, no sólo los noventa minutos reglamentarios que juegan algunos jugadores profesionales, que va! Todo el día! balonazo va, balonazo viene! (Lo digo por experiencia empírica, que cuando alguna vez nos ponemos a jugar con los críos, nos corren a balonazos), . Total, para cuatro coches que pasan, paran el juego, se apartan a la acera, y vuelta al partido.

Mi reflexión de observador del mundo; he detectado de un tiempo a la actualidad una actitud de mamoneo en los pequeños que juegan al futbol.

Resulta que como por televisión ven a sus ídolos, (esos que cobran un dineral en vez de pagar) del esférico empujádose con el pecho:

-Eh!
-Qué!
-Qué!, qué?!
-Qué, tú!

Y grandes diálogos como esos.

Y así, empujándose con el pechos por delante. Y más en el deporte, que es justo la actividad que más limpieza en las actitudes debería comportar.

Y eso me irrita profundamente.

Y es que manda güevos; si tienes que darle al contrario, sacúdele o inténtalo y atente a las consecuencias o de lo contrario no hagáis el mamón ahí empujándose, amenazándose sin llegar a nada tal cual lo ven como lo hacen los más mamones de la primera división.

O dándose cabezaditas como el Zidane y el otro cayéndose como si le hubieran dado con un martillo pilón en el plexo solar. Hombre, si Zidane hubiera tenido cuernos, pues como que si vería más plausible lo de lanzarse a la piscina con el rictus de dolor.

El que me conoce sabe que soy un pacifista fudamentalista, que me gusta estudiar la historia bélica y las grades batallas y campañas, para precisamente tener más argumentos contra la violencia, contra la guerra, por las miserias, dolor e indignidades que trae ésta.
El que me conoce sabe que evito el enfrentamiento, que suelo hacer caso ómiso de las provocaciones, y no por miedo, sino por justamente todo lo contrario;por una excesiva, irreflexiva y antinatural falta de miedo, que puede haberme implicado en situaciones de lo más comprometidas.

Pero esto ya es superior a mi.

Los crios, las nuevas generaciones, empujándose, dándose empoujoncitos,con total falta de deportividad.

Lo que digo, si no vas a sacudirle al contario y te arriesgas así que el otro te arranque la cabeza o que te expulsen del juego , no hagas el mamón ahí venga que el empujoncito, te vuelves al juego, y en paz.

Por Dios, no puedo verlos.

Hacen lo que nos ven hacer a los mayores.




Más mamones aún.
.
.
.
.
.
.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 7:20 a. m.   8 vuelos sobre el nido del cuco
 
Eslora

Name: Kaloni
Home: Valencia, Spain
About Me:
See my complete profile
Se dijo
Se dijo
Shoutbox

Qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.

Buena Gente
Modelismo Naval
Guitarra
Saxo
Contabilidad
Comic
Bravo por la Música

Powered by

Blogger Templates

BLOGGER

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.