EL VIENTO DE UMANAK
El viento de Umanak
El viento que no viene de ningún sitio ni va a ningún lugar, el viento que en ocasiones sopla sobre las cabezas de algunas personas, y les deja la chispa, la genialidad, o la locura genial que les lleva a desafiar los límites establecidos, visibles o invisibles y adentrarse en lo increíble, en lo sublime. El viento, el viento de Umanak, que debería un día rugir sobre todos nosotros, y permitirnos poseer la chispa, la genial locura de vivir con dignidad.
martes, abril 05, 2005
El jabato, mi amigo (II)
.

La cosa es que me gusta charlar con el Jabato, y a veces, si se le acumula la faena, me pongo detrás de la barra a echar una mano, para tenerlo libre un rato y discutir con él.
A Claudia, su mujer, le encanta que debata con su marido, a veces me lo ha dicho. Dice también que se relaja mucho el día en que nos enzarzamos en nuestros debates. Y la ves entrar a veces, acalorada por las prisas en llegar después de haber ido al mercado a comprar y de adecentar un poco la casa y relevar a su marido y enviarlo a echarse una pequeña siesta ya que lleva desde las 5 de la mañana en pie. Y hay días en que el pobre está tan cansado que no tiene ánimo de irse a casa, aunque viven cerquita, y se echa tras las cajas allí en la trastienda. Y entonces Claudia, que es una mujer como la copa de un pino, igual o más trabajadora, honrada y limpia que su Jabato, y que ama a su marido sobre todas las cosas, y como el juramento aquel de, en lo bueno y en lo malo, me mira con esos ojazos que tiene, de mirada limpia y clara que aun conserva a pesar de que ya no es una jovencita, con su franca sonrisa, y me dice lo que me dice siempre su marido, que esa es mi casa, que venga siempre que pueda, que a su marido le gusta charlar conmigo, y que se siente bien ya que sabe que el acaloramiento que a veces cogemos en plena discusión es fingido, y que si le digo que el café es el mejor del mundo pero que el vino que compra me toca los bemoles, se lo digo con la confianza de los años y sin acritud.
Y eso hago, si acabo pronto de comer, me acerco a por un cafelito antes de recoger a Arwen y Frodo, o a veces, por la noche, cuando bajo la basura, me acerco un instante por si no han cerrado y confeccionamos nuestro alternativo punto de vista de las noticias que ha dado el telediario.
Claudia y Jabato, son de las mejores personas que conozco, no han tenido muchos estudios ni lo han tenido fácil, pero arrostran la vida con una educación, entereza y tesón que los hacen dignos del mejor elogio.

Son buena gente, muy buena.
Y honrada.
De los que ya no quedan.

.

Etiquetas:

Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 11:55 a. m.  
1 Comments:
  • At 6:29 p. m., Blogger Graf von Dracula said…

    Gente así es la que se gradua en la escuela de la vida con matrícula de honor.

    Cuida a unos amigos así. Son un tesoro.

    Buena suerte!

     
Publicar un comentario
<< Home
 
 
Eslora

Name: Kaloni
Home: Valencia, Spain
About Me:
See my complete profile
Se dijo
Se dijo
Shoutbox

Qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.

Buena Gente
Modelismo Naval
Guitarra
Saxo
Contabilidad
Comic
Bravo por la Música

Powered by

Blogger Templates

BLOGGER

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.