EL VIENTO DE UMANAK
El viento de Umanak
El viento que no viene de ningún sitio ni va a ningún lugar, el viento que en ocasiones sopla sobre las cabezas de algunas personas, y les deja la chispa, la genialidad, o la locura genial que les lleva a desafiar los límites establecidos, visibles o invisibles y adentrarse en lo increíble, en lo sublime. El viento, el viento de Umanak, que debería un día rugir sobre todos nosotros, y permitirnos poseer la chispa, la genial locura de vivir con dignidad.
martes, noviembre 26, 2013
Los terribles días del padre y su hijo.
Hoy me contaron la historia del hijo que dejó hace poco a su padre en una residencia de ancianos cerca del lugar dónde vivía éste. El hijo marchó hacia su ciudad habitual. El padre se está muriendo por los años y complicaciones que surgen. El hijo se está muriendo por un cáncer. El hijo se marchó a su ciudad para seguir tratamiento. Su último gesto de preocupación por el padre fué ingresarlo en una residencia para que estuviese bien atendido. El hijo sabe que se va a morir y no se puede mover de dónde está por el estado avanzado de su enfermedad y la metástasis, y lo único que puede hacer es llamar a a la residencia y preocuparse por su padre. El hijo refiere que cuando fallezca su padre que lo entierren allí mismo, en la ciudad de la residencia. El hijo su puede hacerse cargo ni siquiera del cadáver de su padre. El padre es consciente de todo eso y arrostra la tragedia con entereza y dignidad, pero a veces llora. El padre llora por su hijo. El padre tendrá muchas respuestas que exigir llegado el momento. El hijo también. Terrible, llevo dos días que no soy persona sabiendo ésto y conociendo al padre. Y nosotros nos quejamos por memeces. Perra vida. Terrible.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 2:13 p. m.   2 vuelos sobre el nido del cuco
miércoles, septiembre 11, 2013
El español que dio la mayor estocada a la Bolsa de Londres
En la madrugada del 9 de agosto de 1780, abrazada por una intensa bruma atlántica y cuando ya despuntaba el alba, una rapidísima fragata española de exploración descubriría a 60 leguas del Cabo de San Vicente un convoy inglés compuesto por cincuenta y cinco navíos repletos de vituallas, más de ochenta mil mosquetes, un sinnúmero de piezas de artillería, trescientos barriles de pólvora, uniformes para una docena de regimientos y carga varia. Se dirigían, en el contexto de la Guerra de la Independencia que las colonias americanas mantenían contra la metrópoli, hacia algún lugar indeterminado de la costa de Florida para desembarcar su mensaje de muerte contra los alzados colonos. El capitán de aquel cuchillo del mar maniobró con pericia ciento ochenta grados y en trayectoria inversa se limitó a aproar con vientos portantes hacia el grueso de la flota española que esperaba agazapada al sur de Portugal. Se hicieron con un botín de mas de un millón de libras esterlinas en lingotes de oro y plataLa mayor derrota naval sufrida por Inglaterra, a lo largo de su historia y hasta hoy día fue infligida en un magistral golpe asestado, al alimon, por unos activos y entrenados servicios de inteligencia, que desde Londres y por doble conducto, habían advertido al conde de Floridablanca y este, a su vez, a los dos primeros espadas de la armada española; el sevillano Luis de Córdova y el vasco José de Mazarredo, que en una increíble hazaña sin precedentes en el permanente contencioso entre ambos países, conseguirían quebrar la bolsa de Londres evitar un golpe mortal a las exhaustas milicias trasatlánticas y hacerse con un botín de más de un millón de libras esterlinas en lingotes de oro y plata, sin contar con el inevaluable monto de los barcos capturados y más de tres mil prisioneros, que se dice pronto. Todo de una tacada y sin despeinarse. Las pérdidas supusieron para los británicos su mayor desastre logístico, naval y un golpe moral de una contundencia inusual. Había llovido desde la fallida apuesta de la Armada Invencible. La espada de Damocles En aquel tiempo, Inglaterra estaba en una situación crítica por los frentes abiertos y por la indefensión de la población insular. Por un lado, el levantamiento de los colonos norteamericanos devoraba literalmente a la élite de la infantería isleña. Por otro lado, la constante amenaza de una potencial invasión de la siempre amenazante flota combinada hispano–francesa actuaba como una espada de Damocles y fijaba tropas indispensables en otros frentes tales como el de India , que aunque de baja intensidad , actuaba como una lenta erosión sobre los británicos . Los franceses frenaban la iniciativa de los españoles argumentando que había que destruir primero la flota inglesaEn 1779 y aliada con Francia por los pactos de familia, España había sometido a bloqueo comercial a Inglaterra in situ. Las naves británicas habían sido comprimidas literalmente en sus puertos de origen y su comercio estaba al borde del colapso por los golpes asestados. El temor a una invasión era patente y todas las poblaciones costeras del sudeste habían sido evacuadas en previsión del golpe definitivo. El vasco Mazarredo era rotundo en su diagnóstico y promovía la idea de un desembarco inmediato con todas las opciones a su favor. Por el contrario los franceses frenaban la iniciativa de los españoles argumentando que había que destruir primero la flota inglesa que ya estaba bastante impedida y mermada por el bloqueo. La tesis francesa se impuso y se perdió una oportunidad de oro. El cólera y tifus hicieron ambos acto de presencia entre los embarcados y finalmente los supervivientes acabaron en Brest jugando a los naipes. Los héroes de una gloriosa jornada La intensa presión a la que estaban sometidos los súbditos de la Union Jack era de tal magnitud que se batían en retirada en todos los frentes. Por si fuera poco, el ínclito y temido gobernador de la Luisiana española, Bernardo de Gálvez, se había aficionado a aplicar severos correctivos a los soldados de su majestad y les había arrebatado en una serie de fulgurantes victorias, Baton Rouge, Mobile, Pensacola y una docena de fuertes sin darles tiempo a reaccionar y causándoles espantosas pérdidas materiales y humanas. España es una nación muy proclive a la amnesiaEntre los intervinientes en aquella gloriosa jornada de agosto de 1780 cabe destacar al almirante vasco Mazarredo. Era este un genio intuitivo y organizador de talante reformista y afrancesado, un ilustrado al que le ponía frenético el apolillamiento y carcoma instalada en la rancia España de la época y un inveterado lobo de mar que luchaba con denuedo por una reforma de la marina local. Pretendía alejarla del anquilosamiento y la desidia de los gobernantes del momento. A él le debe España haber salido indemnes de la batalla del Cabo Espartel y del enésimo asalto a Cádiz. Quedan para la historia sus enfrentamientos con Napoleón en el diseño de las actuaciones en el marco de la guerra marítima contra los ingleses y la reforma a marchas forzadas de una flota –la española–, que revitalizó a base de respiración asistida. Innovó tanto y tan profundamente que obligó a todas las naves de combate a llevar los novedosos barómetros marinos diseñados por el mismo, los cuales permitían a través de la información que proporcionaban, efectuar golpes sorpresa o retiradas a conveniencia siendo soporte indispensable para el mando embarcado. Mazarredo anunciaría con anticipación el desastre de Trafalgar en una crónica de una batalla perdida de antemano. Asimismo se quejaría amargamente del lamentable estado en que se encontraba la flota y el pésimo mantenimiento de los arsenales. Su destitución fue fulminante. Goya lo retrataría en su habitual serenidad en una obra que a día de hoy permanece en paradero desconocido. España es una nación muy proclive a la amnesia. Aterrorizaron literalmente y sin concesiones durante una veintena de años largos a los británicosJunto a Mazarredo estaba ese día otro grande e ilustre marino donde los haya. Se llamaba este Luis de Cordova. Era un marino enjuto y de mirada sagaz. Sevillano de nacimiento era la pareja de baile perfecta de Mazarredo. Más conservador el andaluz que el vasco a pesar de tener en ocasiones posiciones encontradas, siempre acababan estrechando sus manos y su amistad fue siempre de largo recorrido. Ambos aterrorizaron literalmente y sin concesiones durante una veintena de años largos a los británicos, reconociendo estos en documentos ampliamente contrastados su impotencia para acabar con este par de elementos. Talento no nos faltaba, pero los medios eran escasos y además obsoletos. La desidia lo cubría todo y campaba a sus anchas. Mazarredo y Cordova lucharon contra viento y marea por dignificar el rol del marinero y dotar a la armada de una pegada importante. En aquella descafeinada batalla en la que los ingleses no llegaron a montar sus armas impresionados por el rápido golpe de efecto español, estaba al mando John Montray. Este almirante de segunda división no dio la talla en ningún momento, pues abandonó literalmente a la totalidad del convoy a su suerte. Su indigna e improcedente conducta, pues podía haber efectuado algunas salvas simbólicas para salvar la cara, le condujo ante un tribunal de guerra que fue muy expeditivo con él. Fue mandado a sembrar coles a Wight para los restos. España tiene debidamente documentadas sus derrotas en vitrinas y dioramas, en bibliotecas y en la memoria colectiva; por el contario en Inglaterra no se ve atisbo alguno de las derrotas que infligió nuestra nación por docenas a Albión. Dios salve a la Reina de sus desmemoriados historiadores.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:50 a. m.   1 vuelos sobre el nido del cuco
martes, agosto 27, 2013
La canción húngara del suicidio
También conocida como la canción que mataba a la gente. Su origen se remonta al año 1933, y el hombre que la compuso fue el húngaro Rezso Seress junto al poeta Laszo Javor. No es un hecho verídico al 100% porque no hay demasiadas pruebas de ello, pero parece ser Javor escribió esa letra en recuerdo de la muerte de su novia un domingo de lluvia.
La leyenda negra de la canción viene cuando poco después de hacerse popular, los suicidios en Hungría se disparan de forma alarmante y sin causa aparente (probablemente fuera por la desolación de la guerra). Al igual que todas las leyendas, siempre hay una parte real y una parte más fantasiosa, y por lo tanto, no hay demasiadas pruebas que justifiquen que la causante de todas esas muertes fuera una simple canción meláncólica. Las únicas pruebas aportadas son las referencias que algunas personas hicieron de la letra de la canción en su nota de suicidio, o fueron encontradas con la partitura en sus manos, o porque la última canción que escucharon fue precísamente "Gloomy Sunday". De una manera o de otra, la psicosis colectiva fue tanta, que las autoridads decidieron prohibir la canción en todo el país. Hecho que no evitó que su fama corriera como la pólvora por países como Japón, Rusia, Inglaterra, Francia, o EEUU. Para más inri, este último país engordó las listas de suicidios, con lo que finalmente se declaró a "Gloomy Sunday" como la canción maldita por excelencia. Pero ahí no acaba la cosa. Pasaron los años y el poder oscuro de la canción perdió fuerza, pero se volvió a reavivar en 1968, cuando su creador, Rezso Seress, se suicidó tirándose por la ventana. Y como no, los motivos tienen mucho que ver con su famosa creación. Algunos dicen que fue porque no pudo con la fama que arrastraba su composición, otros porque no fue capaz de crear otro éxito después de "Gloomy Sunday". De esta manera se convirtió en un mito inmortal versionado por cantantes como Billie Holliday, Björk, Elvis Costello, Marianne Faithfull, Sinéad O’Connor, o Sarah Brightman. Es profundamente lúgubre y melancólica, pero también tiene una belleza especial. . . . . . . . . . . . . Los domingos son tristes. Horas sin dormir. Cariño, las sombras con las que vivo son innumerables. Pequeñas flores blancas que nunca te despertarán. Allá donde la negra carroza te ha llevado. Los ángeles no tienen pensado volver a ti. ¿Se enfadarán si pienso en unirme a ti? Domingo sombrío. El más Domingo sombrío, pasándolo junto a las sombras. Mi corazón y yo hemos decidido terminar con todo. Pronto vendrán las velas y las oraciones, lo se. Pero no les dejeis llorar. Hacerles saber que estoy encantado de ir. La muerte no es un sueño. Gracias a ella te puedo acariciar. Con el último aliento de mi alma, te bendeciré. Domingo sombrío. Soñando. Tan solo estaba soñando. Me levanto, y te encuentro despierta en lo más profundo de mi corazón. Aquí. Cariño, espero que mi sueño nunca te hechice. Mi corazón te está diciendo cuanto te quiero. Domingo sombrío.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 2:51 p. m.   1 vuelos sobre el nido del cuco
lunes, febrero 25, 2013
Cosas que se dijeron de los Españoles en el fragor de la batalla.
"Si en el frente os encontráis a un soldado mal afeitado, sucio, con las botas rotas y el uniforme desabrochado, cuadraos ante él, es un héroe, es un español" General de Artillería Jürgens, Comandante General del XXXVIII Cuerpo de Ejército de la Wehrmacht. Se refería a la División Azul “España solo pare hombres armados”. Francisco de Valois-Angulema, rey Francisco I de Francia. “cinco mil españoles que eran a la vez cinco mil infantes, y cinco mil caballos ligeros y cinco mil gastadores y cinco mil diablos” Almirante francés sobre la gesta del milagro de Empel, 1585. "Tan cierto es que los españoles aspiran al dominio mundial, como que solo su escaso número se lo impide" Cardenal Richelieu "Donde un español no llega con la mano, llega con la punta de su espada" Embajador español en la corte de Luis XIV "Habiéndose hecho acreedora a la admiración del mundo de las fuerzas españolas que guarnecían el destacamento de Baler, por el valor, la constancia y heroísmo con que aquel puñado de hombres aislados y sin esperanza de auxilio alguno, han defendido su bandera por espacio de un año, realizando una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo; rindiendo culto a las virtudes militares e interpretando los sentimientos del ejército de esta República, que bizarramente les ha combatido; a propuesta de mi secretario de Guerra, y de acuerdo con mi Consejo de Gobierno, vengo en disponer lo siguiente: Los individuos de que se componen las expresadas fuerzas no serán considerados como prisioneros, sino por el contrario, como amigos ". Presidente rebelde Emilio Aguinaldo, Filipinas 1899. Sobre los últimos de Filipinas. "Antes de rendir mi navío, lo he de volar o echar a pique. Tal es el deber de servir al rey y a la Patria" Churruca, capitán vasco de la flota española en Trafalgar, 1805 "Hablo el español con Dios, el italiano con las mujeres, el francés con los hombres y el alemán con mi caballo" Carlos I «A mi padre le mataron por pensar lo mismo que han pensado TODOS los vascos siempre, todos hasta hace muy poco: que por ser vascos, son españoles. Por eso le mataron.» "¡Pues sí, soy español! Español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; español sobre todo y ante todo, y el españolismo es mi religión, y el cielo en que quiero creer es una España celestial y eterna..." Unamuno "Se indignaron con la afrenta y se sublevaron ante nuestra fuerza corriendo a las armas. Los españoles en masa se condujeron como un hombre de honor". Napoleón en Santa Elena, hablando sobre los sucesos del 2 de Mayo. "Considerado como tropa, los españoles son una banda de andrajosos. Para ellos el fusil es un instrumento que no debe limpiarse bajo ningún pretexto. Entre los españoles, los centinelas no existen más que en teoría. No ocupan sus puestos, pero si los ocupan es durmiendo. Cuando llegan los rusos, son los indígenas [también rusos, los conocidos como hiwis] quienes tienen que despertarlos. Pero los españoles no han cedido nunca una pulgada de terreno. No tengo idea de seres más impávidos. Apenas se protegen. Desafían a la muerte. Lo que sé es que los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector. Si se leen los escritos de Goeben sobre los españoles, se advierte que no han cambiado desde hace cien años. Extraordinariamente valientes, duros para las privaciones, pero ferozmente indisciplinados." Las conversaciones privadas de Hitler (Bormann-Vermerke) "Yo soy español integral, y me sería imposible vivir fuera de mis límites geográficos; odio al que es español por ser español nada más. Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno está más cerca de mí que el español malo. Canto a España y la siento hasta la médula; pero antes que esto soy hombre de mundo y hermano de todos. Desde luego, no creo en la frontera política." Federico García Lorca "Mire vuestra excelencia que nada queda fuera de mi alcance, pues para eso me dio Dios diez dedos en las manos y ciento cincuenta españoles." Alonso de Contreras, Capitán español, pirata y vividor. "Si queremos dominar el mundo, antes debemos anexionarnos a los vecinos del sur, su arrojo y valentía nos dará las victorias que necesitamos." Napoleón "Esa desgraciada guerra [en España], me perdió". Napoleón Bonaparte " Ágil, belicoso, inquieto. Hispania es distinta de Itálica, más dispuesta para la guerra a causa de lo áspero del terreno y del genio de los hombres." Tito Livio "no quiero tratos con los enemigos de mi patria, El emisario que en adelante venga será recibido a cañonazos". General de la defensa de Girona frente al ejército francés; guerra de la Independencia. "Jamás he visto encarnizamiento igual al que muestran nuestros enemigos en la defensa de esta plaza. Las mujeres se dejan matar delante de la brecha. Es preciso organizar un asalto por cada casa. El sitio de Zaragoza no se parece en nada a nuestras anteriores guerras. Es una guerra que horroriza. La ciudad arde en estos momentos por cuatro puntos distintos, y llueven sobre ella las bombas a centenares, pero nada basta para intimidar a sus defensores ... ¡Qué guerra! ¡Qué hombres! Un asedio en cada calle, una mina bajo cada casa. ¡Verse obligado a matar a tantos valientes, o mejor a tantos furiosos! Esto es terrible. La victoria da pena." Mariscal Jean Lannes en una carta escrita a Napoleón durante el 2º sitio. "Para un canto al heroísmo sobra con una palabra, se moja la pluma en sangre y se escribe "Zaragoza". Mariano de Pano. "¡Ni hablar! Los españoles ya gobernaron un vez el mundo, son el único pueblo mediterráneo verdaderamente valiente e inmediatamente organizarían guerrillas en nuestra retaguardia. No se puede entrar en España sin permiso de los españoles". Adolf Hitler
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 1:35 p. m.   2 vuelos sobre el nido del cuco
miércoles, mayo 16, 2012
El duelo de Alejandro Dumas
El célebre escritor francés Alejandro Dumas tuvo una pelea con un político y se retaron a un duelo. Como ambos eran grandes tiradores, decidieron no enfrentarse en un campo de honor y optaron porque el perdedor se pegase un tiro él mismo. Perdió Dumas y, acto seguido, entró en su despacho. Cerró la puerta y sus amigos, cabizbajos, escucharon el disparo. Pero, al instante, apareció Dumas fumándose un puro y acto seguido dijo: «Señores, ha ocurrido un desastre inesperado -dijo, solemne-. He fallado»
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 11:53 a. m.   0 vuelos sobre el nido del cuco
viernes, diciembre 02, 2011
Teoría del Búfalo sobre la inteligencia
En un episodio de 'Cheers', Cliff el cartero está sentado en la barra describiendo la Teoría del Búfalo a su colega, Norm:


"Mira Norm, la teoría es así... Una manada de búfalos se mueve tan rápido como lo haga el individuo más lento del grupo. Cuando la manada es perseguida, los más lentos y débiles son los primeros que son atrapados. Esta selección natural es buena para la manada, porque la velocidad y la salud general del grupo se mejora por selección natural de los depredadores. De la misma forma, el cerebro humano actúa tan rápido como la neurona más lenta. Y como sabemos, la ingesta excesiva de alcohol mata células del cerebro. Pero primero son atacadas las células más lentas y débiles. De esta manera, el consumo regular de cerveza elimina las células del cerebro más débiles, haciendo el cerebro una máquina más rápida y eficiente. Y eso explica, Norm, porqué siempre te sientes más inteligente después de tomar unas cervezas."
Magnifica teoría que invita a tomar una cerveza, si lo haces ¡salud! o ¡cheers!.


.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:15 a. m.   1 vuelos sobre el nido del cuco
jueves, junio 02, 2011
Quimeras y rabias
Normalmente, por considerar las mias como tribialidades, encuentro sumamente instrucctivos y imaginativos todos los decálogos personales que leo de otras personas sobre materias tan dispares como preferencias, gustos, manías, excentricidades etc.

Pero mira por dónde, hayer mismo, me di cuenta de dos cosas que me dan una rabia irracional, de esa que te dan ganas de preguntarle a voz en grito al Creador, y que no lo haces por decoro y verguanza torera: ¿¿¿¿¿¿¡¡¡¡¡Porqué, porqué, porqué yo Señoooooooooooorrrrrrrr!!!!????.

Enumero:

1.- Que cuando tiras a grapar unos papeles, la grapadora, ladinamente, se ha quedado sin grapas, mayormente, y con una frecuencia inusitada en los casos que más urgencia tengan.

2.- Que cuando intentas degustar un polo o helado de esos que van congelados en una bolsita, ésta, la bolsita y sus puñetaros lados aplanados y rígidos, acaban por atacar y destrozarte la comisura de los labios.


Lo que hago público para general conocimiento.

Y para evitar males mayores a todo aquel que no sea advertido.



Amén.




.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 10:54 a. m.   5 vuelos sobre el nido del cuco
martes, mayo 10, 2011
Shimbone
Shimbone, pequeño pueblo del Oeste Americano donde Tom Doniphon mató a LIBERTY VALANCE; y dónde, a todos los efectos, se le bautizó a Ransom Stoddard como El Hombre que mató a LIBERTY VALANCE.

"Cuando la realidad supera a la leyenda, Senador, es mejor imprimir la leyenda", le dijo un periodista a Ranson Stoddard cuando éste trató de enmendar el error.

Pues eso.

¿Quién no ha vivido en Shimbone alguna vez?


.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 2:12 p. m.   1 vuelos sobre el nido del cuco
jueves, mayo 05, 2011
diner for one
LEER Y LUEGO PINCHAR EN EL ENLACE


En Alemania, cada Nochevieja desde 1963, ponen en la televisión alemana “Dinner for One” (también titulado The 90th Birthday en inglés o Der 90. Geburtstag en alemán), un sketch de humor británico producido por la cadena de televisión Norddeutscher Rundfunk (NDR).
Este sketch, que se retransmite en inglés desde hace 46 años el último día del año, se ha convertido en una película de culto.
“Dinner for one”, protagonizado por los actores británicos Freddie Frinton y May Warden, se desarrolla durante una cena, que como cada año, se celebra con motivo del cumpleaños de una anciana de la alta sociedad inglesa llamada Miss Sophie. La cena es servida, como siempre, por el viejo mayordomo James.
Cada año, Miss Sophie suele invitar para celebrar su cumpleaños a sus amigos más cercanos: el señor Pommeroy, el señor Winterbottom, Sir Toby y el almirante von Schneider. El problema es que, con los años, sus amigos han ido muriendo y sólo quedan Miss Sophie y su mayordomo. Pero el fiel James sirve la cena del 90 cumpleaños de Miss Sophie como si los invitados siguieran vivos.
Durante la cena con cada plato se pronuncia un estribillo, que se ha convertido en mítico en Alemania:
James: The same procedure as last year, Miss Sophie? (¿El mismo procedimiento del año pasado, señorita Sophie?)
Miss Sophie: The same procedure as every year, James! (El mismo procedimiento de todos los años, James)
Con cada plato, James sirve alcohol – jerez, vino blanco, champán y oporto- a Miss Daisy y sus “amigos”. A la hora de brindar, el mayordomo hace el papel de cada uno de los invitados y va vaciando las copas de los cuatro. Cuando llega el postre, ya está totalmente borracho.

La interpretación del mayordomo (Freddie Frinton), genial, desde el principio al final, in crescendo. Una joya. DISFRÚTALA. (Si sabes inglés y/o francés, mejor. Si no, no pasa nada; lo entenderás igual).



http://www.dailymotion.com/swf/x5zld2



Saludos

Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 1:59 p. m.   0 vuelos sobre el nido del cuco
miércoles, marzo 23, 2011
Papa Olvida.
Hacedme un favor, leeros este texto y cuando vayáis a reñir a un niño, recordadlo antes de hacerlo



Es de W. Livingston Larned se titula “Papá Olvida” .


Escucha, hijo: voy a decirte esto mientras duermes, una manecita metida bajo la mejilla y los rubios rizos pegados a tu frente humedecida. He entrado solo a tu cuarto. Hace unos minutos, mientras leía mi diario en la biblioteca, sentí una ola de remordimiento que me ahogaba. Culpable, vine junto a tu cama.

Esto es lo que pensaba, hijo: me enojé contigo. Te regañé cuando te vestías para ir a la escuela, porque apenas te mojaste la cara con una toalla. Te regañé porque no te limpiaste los zapatos. Te grité porque dejaste caer algo al suelo.

Durante el desayuno te regañé también. Volcaste las cosas. Tragaste la comida sin cuidado. Pusiste los codos sobre la mesa. Untaste demasiado el pan con mantequilla. Y cuando te ibas a jugar y yo salía a tomar el tren, te volviste y me saludaste con la mano y dijiste: “¡Adiós, papito!” y yo fruncí el entrecejo y te respondí: “¡Ten erguidos los hombros!”

Al caer la tarde todo empezó de nuevo. Al acercarme a casa te vi, de rodillas, jugando en la calle. Tenías agujeros en las medias. Te humillé ante tus amiguitos al hacerte marchar a casa delante de mí. Las medias son caras, y si tuvieras que comprarlas tú, serías más cuidadoso. Pensar, hijo, que un padre diga eso.

¿Recuerdas, más tarde, cuando yo leía en la biblioteca y entraste tímidamente, con una mirada de perseguido? Cuando levanté la vista del diario, impaciente por la interrupción, vacilaste en la puerta. “¿Qué quieres ahora?” te dije bruscamente.

Nada respondiste, pero te lanzaste en tempestuosa carrera y me echaste los brazos al cuello y me besaste, y tus bracitos me apretaron con un cariño que Dios había hecho florecer en tu corazón y que ni aun el descuido ajeno puede agostar. Y luego te fuiste a dormir, con breves pasitos ruidos por la escalera.

Bien, hijo; poco después fue cuando se me cayó el diario de las manos y entró en mí un terrible temor. ¿Qué estaba haciendo de mí la costumbre? La costumbre de encontrar defectos, de reprender; esta era mi recompensa a ti por ser un niño. No era que yo no te amara; era que esperaba demasiado de ti. Y medía según la vara de mis años maduros.

Y hay tanto de bueno y de bello y de recto en tu carácter. Ese corazoncito tuyo es grande como el sol que nace entre las colinas. Así lo demostraste con tu espontáneo impulso de correr a besarme esta noche. Nada más que eso importa esta noche, hijo. He llegado hasta tu camita en la oscuridad, y me he arrodillado, lleno de vergüenza.

Es una pobre explicación; sé que no comprenderías estas cosas si te las dijera cuando estás despierto. Pero mañana seré un verdadero papito. Seré tu compañero, y sufriré cuando sufras, y reiré cuando rías. Me morderé la lengua cuando esté por pronunciar palabras impacientes. No haré más que decirme, como si fuera un ritual: “No es más que un niño, un niño pequeñito”.

Temo haberte imaginado hombre. Pero al verte ahora, hijo, acurrucado, fatigado en tu camita, veo que eres un bebé todavía. Ayer estabas en los brazos de tu madre, con la cabeza en su hombro. He pedido demasiado, demasiado.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 8:23 a. m.   3 vuelos sobre el nido del cuco
 
Eslora

Name: Kaloni
Home: Valencia, Spain
About Me:
See my complete profile
Se dijo
Se dijo
Shoutbox

Qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.

Buena Gente
Modelismo Naval
Guitarra
Saxo
Contabilidad
Comic
Bravo por la Música

Powered by

Blogger Templates

BLOGGER

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.