EL VIENTO DE UMANAK
El viento de Umanak
El viento que no viene de ningún sitio ni va a ningún lugar, el viento que en ocasiones sopla sobre las cabezas de algunas personas, y les deja la chispa, la genialidad, o la locura genial que les lleva a desafiar los límites establecidos, visibles o invisibles y adentrarse en lo increíble, en lo sublime. El viento, el viento de Umanak, que debería un día rugir sobre todos nosotros, y permitirnos poseer la chispa, la genial locura de vivir con dignidad.
jueves, julio 07, 2005
El sueño de los justos.
.



Créame quien quiera.

Difícil pueda ser de creer, pero así fue.

Ayer, podría haber emprendido unas acciones por las que hubiese podido ganar unos 20 millones largos de las antiguas pesetas.

Y no lo hice.

Era una cuestión de tierras, de ejercer un derecho preferente. Un caso habitual, en el que no hay defensa posible por la otra parte, una vez yo presentara los certificados y documentos adecuados. Previo búsqueda de abogado y procuradora, el caso, es mero trámite para el Juez.

La cosa es que intuía que me querían engañar. Y gracias a Dios, hoy puedo disponer de cierta holgura económica, para eso, para que no nos engañen más, los de siempre, a los que viven o hemos vivido y nos hemos educado de la tierra.

Cosa de intermediarios, de permutas, de papeles de compromiso, de mil historias para confundir a la gente del campo. Y mira, que a mi no me dada la gana.

Y cuando se enteraron que yo iba circulando por los registros, todo eran llamadas de teléfono, contándome unos y otros, miles de contradicciones que no hacían más que acrecentar mis deseos de ejercitar mis derechos.

Mi contestación era la misma, que ya nos veríamos donde deberíamos vernos ( y en algun caso, obviando mi natural tendencia a hablar con corrección, que me pasaba por los huevos las amenazas que me estaban insinuando). Y empecé a notarles un ligero temblor en la voz.

Y mientras tanto, sale aprobado un plan, cuyas consecuencias para esas tierras, es un aumento considerable de su valor, (salvando otras consideraciones como la sinvergüencería inherente a estos planes, que por unos cuartos despojan al agricultor y a su descendencia, de por vida, de sus tierras, para que vengan otros a disfrutarlas, con su campito de golf, su piscina y su chaletito, gastos éstos de urbanización, que el agricultor no puede soportar y ha de vender).

Total que antes de ir a los juzgados, y así, a la antigua usanza, el viejo y yo nos fuimos a casa de los últimos poseedores a dar la cara, estuvimos hablando y nos enseñaron unos papeles. Y la verdad, resulta que estas personas, trabajadoras y honradas, eran más bien los engañados, pero con las revalorizaciones surgidas de repente, les salió el tiro por la culata a los engañadores. Y allí estuvimos charlando, y el viejo ( ¡Cuánta sabiduría atesoran estas gentes del campo, como mi padre, y lo que se va a ir con ellos!), comprendió la jugada y nos fuimos tranquilizando a las personas, que ya casi estaban al borde del llanto.

Y cada cosa lo que sea. Podía haberme agenciado por casi nada una gran cantidad de dinero.

Pero no lo hubiera disfrutado, sabiendo que esta riqueza estaba cimentada sobre la ilusión rota y la desgracia de unas pobres personas, que era lo primero que compraban en la vida.

Y lo que se dice, que nadie se hace rico de trabajar, y parece ser que no me iba a enriquecer porqué rompí todos los documentos que tenía preparados al efecto.

Pero enseñé los dientes a estafadores, especuladores y mangantes varios.

Y dormí el sueño de los justos.

Y no soñé en riquezas ni en millones esfumados. Soñé en lo honrado que había sido.

Y dormí muy bien.


Y esa es mi riqueza.





.
Así hablaba Kaloni, el navegante a eso de las 1:50 p. m.  
10 Comments:
  • At 4:41 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Y lo tienes que contar aqui?, es decir, vale, la historia está muy bien, bien contada incluso, mucha justicia y trasfondo, pero sinceramente creo que lo fastidia todo que tengas que contarlo aquí y hacerte el buen hombre. Sería mucho más admirable el anonimato. Un poco de humildad cabellero, si de verdad quieres hacer justicia, a veces el silencio o el no alardear de ser buena gente, es un buen signo de elegancia.

    Por si acaso me equivoco, te felicito.

     
  • At 7:16 p. m., Blogger illa said…

    No sé si he entendido bien de que iba el asunto..pero bravo por ti y tu actuación. Lo deprimente es que la mayoría no habría actuado así, sino que hubiera aprovechado la situación.
    Parece que hoy en día, por el dinero, vale todo.
    Pero tienes razón, yo tb conozco esa sensación de dormir feliz por haber obrado como se creía justo. Y eso es impagable. Al igual que los remordimientos de conciencia nunca nos abandonan y acaban por aniquilarnos. Al menos a algunos de nosotros.

    Y al usuario anónimo de aquí arriba le diría que, si todos los que alguna vez tuvieron oportunidad de obrar mal (lo hicieran o no) callaran, nunca saldrían a la luz estas circunstancias, y en consecuencia nunca podríamos intentar que no se repitieran.

     
  • At 2:46 a. m., Blogger DaliaNegra said…

    A mi me ha encantado tu historia, me parece que define muy bien como eres, y tambien me parece genial que nos hayas hecho partícipes de tu decision, porque eso fue, una decisión que tiene que ver con la ética.Y me parece genial que lo cuentes, es más, me parece genial que enarboles esa bandera, la de hacer bien las cosas, como la única bandera que vale la pena (al menos en mi opinión)Tu relato me reconforta,es bueno saber que hay gente así.Un beso grande, navegante.

     
  • At 9:19 a. m., Blogger áRtIkA said…

    Ojala hubiera más gente como tu.

     
  • At 5:06 p. m., Blogger Elisabeta said…

    Me ha encantado leer esta historia, y mucho más ver un poquito de tu modo de ser y saber que..eres un hombre bueno.Pq al final las cosas son asi de simples:hay gente buena y gente mala.
    Gracias por contarnoslo en este tu blog, y obviemos el primer comentario que te han colgado ^_*

     
  • At 4:33 p. m., Blogger Ismene said…

    Tan sólo alguien con tu bondad y gran corazón haría algo así :-).

    Por cierto,más culta que la gente de campo hay poca...

    Besos!!

     
  • At 5:55 p. m., Blogger Isthar said…

    ¡¡Y qué bien supo ese sueño ¿verdad?!!

    Me gusta pensar que hay gente como tú y como tu padre capaces de anteponer los derechos de la gente, la justicia de las cosas, por encima de cualquier compensación económica.

    Me enorgullece poder leer a alguien que actúa con esa manera honradez. Mi más sincera enhorabuena por ser como eres :)

    Un abrazo muy fuerte.

     
  • At 2:29 a. m., Blogger Noe_Izumi said…

    :) es una accion estupenda, y viene bien que la pongas, ya no para presumir, que no lo creo, sino para que los demas veamos que aun existe gente honrada.
    y que narices, si haces algo bien tienes derecho a proclamarlo y sentirte orgulloso :)

     
  • At 12:52 p. m., Blogger La caminante said…

    Me gusta mucho lo que has hecho y me parece muy bien que lo cuentes. El usuariario anónimo quizás crea que los blog sólo sirven para comentar impertinencias y no para contar cosas que nos importan como nos ocurre a muchos.

     
  • At 12:26 a. m., Blogger Ireneu said…

    Plas, plas, plas! Lo malo se ha de saber, pero lo bueno ¡se ha de gritar! No puede ser que lo bueno se pierda en la inmensidad del oceano de mal que nos envuelve.

    Un aplauso!

     
Publicar un comentario
<< Home
 
 
Eslora

Name: Kaloni
Home: Valencia, Spain
About Me:
See my complete profile
Se dijo
Se dijo
Shoutbox

Qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.

Buena Gente
Modelismo Naval
Guitarra
Saxo
Contabilidad
Comic
Bravo por la Música

Powered by

Blogger Templates

BLOGGER

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.